TE ESPERAMOS

VII FESTIVAL INTERNACIONAL DE DANZA

06 – 20 Julio 2019

:hrs:min:seg

Arte VII Edición



“Siempre he creído que el proceso del artista para construir mentalmente el boceto ideal de su obra en cualquier formato que represente algo para alguien, conlleva detrás un proceso invisible que no muchos entienden. La realidad en su extensa complejidad es la materia prima del artista entendiéndolo como lo objetivo, así como también y al mismo tiempo la extensa complejidad del mismo artista, su historia, su contexto, su sentir. Lo subjetivo, son sus herramientas de producción,  es un clavado al remolino de esas ambas complejidades para sintetizar de una forma bella en una imagen, una canción, un baile, etc, el motivo a comunicar, como una figura de origami, que en su proceso conlleva miles de formas y miles de dobleces que al final termina por entenderse de nuevo en unidad, una flor, una mariposa.”
 

Para Andrey Sánchez, el artista tiene que adentrarse a gran escala para entender y compartir la historia del concepto a interpretar. Hay que familiarizarse con el concepto para intentar sentirlo y poder interpretarlo con respeto, humildad y compromiso.

Para él, la creación del Mural de Ibérica 2019 fue un proceso de sentir la danza, al movimiento y al arte corporal. El poder platicar y entender visualmente que es lo que se siente, poder generar un entendimiento racional, pero también un sentir estético e irracional, fue lo que hizo de su experiencia algo representativo.

Durante su proceso resaltan las referencias culturales entre España y México a través de un jugar con gráficas conocidas de ambos sitios; la metáfora y ambigüedad  en la Bata de cola; ala de ave, cascada, fluir, movimiento; el simbolismo de la silueta del corazón, el movimiento y ruptura de lo inamovible por el registro del pincel en movimiento de las manchas al fondo, el énfasis en los colores del fuego, la pasión, la energía.

“Al final solo puedo sentirme agradecido por el reto y por haber podido sentir e interpretar de una forma personal, humilde y desde el respeto junto con la gente del equipo, las grandes pasiones que debe de sentir un bailarín de flamenco cuando cierra los ojos… deja de pensar… y su ser hace el resto”. 

Andrey Sánchez

Facebook